El binomio madre-bebé hay que cuidarlo con mucho amor desde la concepción y hasta los dos años de edad, que es cuando -generalmente- ella vuelve a sentirse fuerte. Cuando el bebé nace, la madre pasa de ser el centro de atención a no ser muy vista. Ella necesita apoyo, soporte, tribu, compañía de otras mujeres, mimos, descanso, entendimiento.
Del apoyo de las personas alrededor de la nueva madre depende el bienestar y tranquilidad de ella, y eso se verá reflejado en el bebé.

plantilla7-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s