Cesáreas INNEcesáreas vs. Cesáreas salva-vidas

A comienzos del siglo pasado el parto industrializado comenzó a ganar fuerza. Con el argumento de que la medicina tenía mejor atendimiento del parto, las parteras comenzaron a ser desplazadas de su labor y fueron relegadas al papel de súbditas del obstetra durante el parto. A estas mujeres de saberes ancestrales, se les fue menguando su conocimiento reemplazándolo con procedimientos innecesarios y quirúrgicos. El parto pasó de pertenecer a la esfera femenina a pertenecer a la medicina, un territorio dominado por hombres.

En 1920, el obstetra norteamericano Joseph DeLee, inventor de varias herramientas obstétricas como los fórceps y la episiotomía rutinaria en cada parto, afirmó que “el parto es un proceso patológico”. Desde ese momento, el parto comienzó a ser visto como una enfermedad y no como el proceso fisiológico que es.

Hoy estamos sufriendo las consecuencias de ese pensamiento. A las embarazadas se les llama pacientes, el embarazo ahora está lleno de riesgos, todo debe ser monitoreado, todo debe ser diagnosticado. Hemos olvidado cómo confiar en la naturaleza y en el destino.

Pero es un hecho que la cesárea ha salvado vidas. El problema es cuando la cesárea se vuelve la forma rutinaria de nacimiento y el discurso se vuelca a encontrar problemas en la anatomía de la mujer. Parir es natural, es un derecho, es el orden de las cosas. Comenzar un trabajo de parto es el mínimo derecho que tienen el bebé y la madre.

Respeto profundamente a las mujeres que por decisión propia han elegido una cesárea. No se trata de “satanizar” la cesárea como escucho y me escriben constantemente. Mi lucha es por las mujeres que hemos querido tener un parto vaginal y no lo conseguimos, ya sea porque nos han llenado la cabeza de miedo o porque nos han “enfermado” , haciéndonos creer que “algo” no está bien y por eso no somos capaces.

Este artículo es para que todas las mujeres que queremos parir, tengamos el conocimiento, herramientas y empoderamiento necesarios, para entender la realidad de los partos y en qué casos necesitamos una segunda o tercera opinión.

Acá vamos…

Hay tres categorías de cesáreas: absolutas, relativas y discutibles.

Las absolutas, son las que llamamos salvavidas, ya que la madre o el bebé corren el riesgo de muerte o de tener serias complicaciones. Son muy raros los casos, especialmente en mujeres con embarazo de bajo riesgo. Los casos son:

  • Placenta previa: cuando la placenta está localizada sobre el cuello del útero lo cual impide que el bebé pueda pasar por el canal vaginal.
  • Bebé en posición transversa: cuando no está sentado ni de cabeza para abajo.
  • Herpes genital activo en el final del embarazo.

Durante el trabajo de parto:

  • Eclampsia: no se debe confundir con presión alta.
  • Prolapso del cordón umbilical: cuando éste aparece antes que la cabeza del bebé.
  • Desprendimiento prematuro de placenta: durante el trabajo de parto, la placenta se separa de la pared uterina, provocando hemorragia intensa.

Las relativas, son en las que los profesionales perciben que continuar con el trabajo de parto tiene más riesgo que hacer una cesárea. El riesgo de muerte no es inminente, pero se puede dar más adelante. Desafortunadamente, son motivos frecuentemente usados para convencer a la madre de que el bebé está sufriendo.

Las indicaciones frecuentemente utilizadas en las que la evidencia científica no es obvia, son:

Bebé podálico: el bebé está sentado y aunque el riesgo de parto normal sea menor para la madre, pueden ser mayores para el bebé. Hay factores que pueden invertir el pronóstico como: número de partos anteriores, tamaño del bebé, la experiencia del partero y la evolución del trabajo de parto.

Dos cesáreas anteriores: a pesar de los riesgos de ruptura, los estudios dicen que es comparable con partos sin intervenciones con una cesárea anterior.

-Alteración en la forma de la pelvis de la madre: antes del trabajo de parto es muy difícil afirmar que la pelvis no es adecuada ya que, por muy deficiente que sea, el éxito del trabajo de parto depende de muchos otros factores.

Madre VIH positiva: a pesar que los riesgos de contaminación del bebé sean menores, los riesgos de la cesárea para la madre son altos. Existen técnicas que ayudan a disminuir el riesgo como un coctel de drogas antes del parto y el intento de evitar romper la bolsa de aguas, entre otras.

Las cesáreas discutibles, son las que pueden llamarse INNEcesáreas, y es cuando se abusa del recurso de la cesárea, con un sinnúmero de argumentos , frecuentemente subestimando los riesgos, dejando a las mujeres vulnerables y asustadas. Los casos son:

Circular de cordón o cordón enrollado: el riesgo de una complicación por circular de cordón es mucho menor que una complicación por cesárea.

Bolsa rota: cuando la bolsa de aguas se rompe, el útero deja de estar protegido por una barrera. La mayoría de mujeres entra en trabajo de parto hasta 24 horas después de este evento. No hay límite para esa espera y las evidencias apuntan a que después de 24 horas con bolsa rota sin trabajo de parto, éste sea inducido. El uso de antibióticos puede ayudar a prevenir infección.

Parto prolongado, periodo expulsivo prolongado: no existe un parto muy demorado, el parto se está demorando lo que la madre y el hijo necesitan para estar bien.

Falta de dilatación: es un término utilizado popularmente, pero inexistente en la literatura médica. Lo que sucede con frecuencia es que el profesional médico no tiene la paciencia suficiente para acompañar el proceso normal. La dilatación se demora y, a veces, se demora más de lo que el profesional está dispuesto a sacrificar.

Pasó de 40 semanas: La gestación normal va de 37 a 42 semanas. Si pasa de las 40, las visitas al profesional de la salud deberán ser más frecuentes. Si las condiciones no son las mejores para el bebé, lo mejor es la inducción del parto.

Presión alta: si se presenta como dato aislado, no presenta riesgo. Si se presenta hipertensión, preeclampsia, la inducción puede ser indicada. Cada caso debe ser analizado individualmente.

Pelvis muy estrecha: es un mito. No existe diagnóstico de pelvis estrecha sin intento de parto vaginal.

Bebé muy grande: otro mito. No hay límite para el peso, desde que la evolución del parto sea buena.

-Cesárea anterior: una mujer puede intentar parto vaginal después de cesárea.

-Primeriza muy vieja: cuando la mujer tiene más de 35 años. No hay indicación de cesárea por la edad, cualquiera que sea.

-Primeriza adolescente: no es una indicación de cesárea, a no ser que la embarazada no haya terminado su desarrollo óseo, factor que es raro en mujeres mayores de 14 años.

-Presencia de meconio: es cuando el bebé elimina su primer contenido intestinal dentro del útero. Al igual que la presión alta, como factor aislado, no representa ningún riesgo, lo que importa es la vitalidad del bebé de acuerdo a las pulsaciones cardiacas.

– Condiciones ginecológicas o clínicas: VPH, estreptococo, herpes genital no activo, miomas, quistes, varices en la vagina, paraplejia, epilepsia, miopía, hemorroides, placenta madura, depresión, ansiedad; a priori, no son indicaciones de cesárea sin que haya indicación clínica clara. Es recomendable consultar otras opiniones médicas antes de aceptar la cesárea.

*El sufrimiento fetal es uno de los argumentos más utilizados para someter a una mujer a una cesárea, o también cuando el médico está inseguro y no sabe cómo actuar.

Las pulsaciones normales van de 110 a 160 pulsaciones por minuto, durante las contracciones uterinas pueden desacelerar y con el movimiento del bebé pueden acelerar. Estas variaciones son normales y demuestran que el bebe está activo.

Generalmente el sufrimiento fetal no se da de repente; el bebé no entra en sufrimiento fetal de un momento otro y eso es importante saberlo.

El sufrimiento fetal comienza con ciertos comportamientos de las pulsaciones cardiacas, como la desaceleración durante las contracciones, pero esto puede ser revertido con el uso de simples medidas, como: alimentar a la madre, cambiarla de posición, disminuir las fuentes de estrés ambiental (apagar luces, que no se sienta observada, hacer silencio, etc.)

El estrés fetal se agrava cuando la caída de las pulsaciones cardiacas se dan fuera del tiempo de la contracción. Desafortunadamente, pocos médicos saben utilizar correctamente los registros de las frecuencias cardiacas y se terminan haciendo cesáreas de emergencia en bebés que estaban bien. Todas las mujeres tienen derecho a pedir una segunda opinión, así sea durante el trabajo de parto.

Para concluir, una cesárea por indicación médica absoluta, salva-vidas, es un recurso maravilloso y debemos agradecerle a la medicina por ellas.

Las cesáreas INNEcesáreas traen riesgos a corto y largo plazo, tanto para la mamá como para el bebé. La cesárea es una cirugía y se deben cortar 7 capas de piel para llegar al útero. Su recuperación es dolorosa como la de cualquier cirugía.

Vale la pena informarnos, educarnos, conocer la fisiología del parto y así empoderarnos y apoderarnos del nacimiento de nuestros hijos.

*Los mitos frente a las cesáreas INNEcesáreas se pueden conocer siguiendo los trabajos y bibliografía de equipos de parto humanizado que se basan en la evidencia científica, en el respeto a la mujer, la disminución de intervenciones rutinarias e innecesarias, y parto domiciliar para mujeres con embarazo de bajo riesgo, como Michel Odent o Ana Cristina Duarte. La clasificación de las cesáreas, explicadas en este artículo, han sido traducidos del libro[i] de la obstetriz Ana Cristina Duarte, quien trabaja por la humanización del parto en Brasil. Su trabajo es cada vez más conocido y respetado, porque con su experiencia y estudios ha logrado demostrar que las mujeres pueden parir en el país número uno de las cesáreas innecesáreas.

Bibliografía:

  1. [i] Grilo Diniz, Simone e Duarte, Ana Cristina. Parto normal ou cesárea? O que toda mulher debe saber (e todo homem também). São Paulo: Editora UNESP, 2004.
  2. Odent, Michel, O camponês e a parteira: uma alternativa à industralização da agricultura e do parto. São Paulo: Ground, 2003.

Anuncios

4 respuestas a “Cesáreas INNEcesáreas vs. Cesáreas salva-vidas

  1. Estimada Lobamaterna:
    El nivel de evidencia de su publicación es nulo, su bibliografía está mal citada, no se puede acceder online a ella, es pobre en número y está en portugués.
    Le recomiendo un poco más de rigurosidad al hablar de salud por un medio de difusión masivo.

    Me gusta

    1. Fernando,
      no sé en qué basa que el nivel de evidencia es nulo, la bibliografía no está mal citada, y no sé si se puede acceder ella online porque yo tengo el libro físico. ¿A qué se refiere con que es pobre en número?, ¿qué pasa que sea en portugués? Hay personas que hablamos diferentes idiomas, lo que me permite acceder a información en portugués.
      Veo que mis artículos le generan bastante incomodidad, entonces le recomiendo que no los lea y que no haga comentarios sin fundamentos.

      Me gusta

      1. Es lo que llamo en las clínicas privadas “DPP”: Desesperado por plata.
        El 99% de nacimientos en los establecimientos privados son por cesáreas INNEcesarias. Es lamentable como los ginecólogos se llenan de dinero. Y más lamentable que las mujeres no quieran dar parto NATURAL, como nuestro cuerpo puede dar vida.

        Me gusta

  2. Fernando el dia que tengas hijos y sufras una cesaria inneceaaria o violencia obstetrica durante el parto opinas sobre el tema. O dime tu cual es tu objetivo al desestimar esta informacion que se nos proporciona como una ayuda? acaso eres uno de esos muchos doctores cesarios de los cualed hay que saber defenderse? la informacion esta bien! vengo informada de muchas otras fuentes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s